¿Cómo promover el diálogo en un contexto de crisis?

  • Generemos instancias de conversación semanales. No es tiempo perdido, si no que una tremenda señal para mostrar el respeto por el otro, para decirles a nuestros equipos que sí nos importan, que estamos con ellos. 
  • Que dichas instancias sean de forma presencial, mirándonos a la cara. No solo hablamos con nuestras palabras, si no que, también con nuestro cuerpo y un verdadero líder debe estar atento a todas esas señales. 
  • A través de la empatía, practiquemos la escucha activa. No nos quedemos con un «bien gracias». Profundicemos en cómo realmente se sienten las personas que están a nuestro alrededor. 
  • A pesar de las diferencias, construyamos juntos. Pueden existir muchas diferencias, pero debemos escarbar y llegar a los puntos comunes que nos permitan avanzar como sociedad. 
  • Mostremos voluntad para avanzar hacia lo colectivo desde el perdón y la humildad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *